Cesárea: Recuperación y cuidado de la herida

Natal > Comunidad > Cesárea: Recuperación y cuidado de la herida



Luego de un parto por cesárea, la incisión en la tripa resulta molesta y los músculos abdominales están debilitados por la cirugía. No es conveniente que les exijas demasiado, especialmente las dos primeras semanas, por ello es importante que evites las labores domésticas, subir y bajar escaleras, hacer fuerza, entre otros.
En las primeras semanas es normal sentir tirantez, picor y percibir una parte de la piel como dormida, algo que puede durar meses. Los puntos externos suelen retirarse en la consulta de la matrona en unos 10 días, pero el proceso de cicatrización es lento, por lo que debes tener mucha paciencia.
A continuación te entregamos algunos consejos para cuidar tu cicatriz y recuperarte de forma rápida y eficaz:

• Lavar la cicatriz con agua y jabón. Ideal que lo hagas con la mano, la esponja puede engancharse en las grapas. Sécala con una gasa estéril dando pequeños toques y déjala unos minutos al aire.

• Evita las soluciones con yodo, debido a que éstas puedes transmitírselas al bebé por medio de la leche materna y fijan las grapas a la piel, lo que puede causar complicaciones al retirarlas.

• Para que la piel cicatrice correctamente es importante mantenerla siempre hidratada. Los geles y cremas disminuyen el proceso inflamatorio, reducen la coloración, impiden la formación de lesiones y mejoran la textura de la cicatriz.

• Los masajes sobre la herida, una vez retirados los puntos, logran reducir el volumen de la cicatriz.

• Se pueden tomar analgésicos antiinflamatorios, siempre bajo prescripción médica. Si el dolor es muy intenso o aumenta la temperatura, hay que acudir a urgencias por si hubiera surgido alguna complicación mayor.



Deja un comentario



Hipoalergénico
Testeado
hipoalergénicamente
en pieles chilenas.
Efectivo y seguro
Componentes efectivos
y seguros en la etapa
del embarazo.
Componentes naturales
Fórmula elaborada
con componentes
naturales.